Como sabes, comprar sillas gaming significa invertir cierta cantidad de dinero en una silla. Y obviamente, quieres que dure muchos años para recuperar esa inversión y, al mismo tiempo, amortizar el gasto.

 

 

 

 

Pero, para conseguir eso, necesitas cuidar bien tu silla, y por eso, aquí van algunos consejos:

 

 

1. No te sientes como si tu cuerpo pesara una tonelada. Tampoco te vamos a decir que vayas como una pluma cayendo sobre el asiento. Pero a menudo, si te dejas caer, la base se resiente y, a la larga, se puede romper más fácil que si no haces esas cosas. Lo mismo te diría en lo de subirte en la silla, dar saltos, etc. Aunque hayas conseguido un récord en ese juego que tienes en tu pc gaming.

 

 

2. Ten cuidado con la comida y bebida. Si eres de los que suele comer y beber en la silla, cuidado con la bebida y esa comida que se nos cae. Podría no solo ensuciar la silla, sino también deteriorarla. Y eso va por los teclados gaming, los auriculares gaming y cualquier otro periférico que tengas.

 

 

3. Límpiala. De vez en cuando, una vez a la semana al manos, limpia la silla y cepilla el espaldar y asiento para conseguir mantenerla en buen estado más tiempo.