El calor en verano es algo característico. Y en esta época del año es habitual prestar más atención a los niños y a los mayores ya que son los colectivos que más sufren.

 

 

En Mamitis, moda bebé, también nos preocupamos de esos bebés que pasan el verano y, por eso, os dejamos algunos consejos que os ayudarán a que, algo tan delicado como su piel, no se vea dañada. ¿Quieres saber qué hacer?

 

 

 

 

 

1. Usa cremas protectoras. Ya sabes que, para un bebé, es importante tener una crema protectora de factor 50, la más alta del mercado (hay mucho más). Esto ayuda a crear una barrera. Sin embargo, no te quedes solo en crema protectora para el sol, también puedes echarle hidratante para antes de acostarlo.

 

2. Ropa adecuada. En verano cualquier tipo de prenda molesta porque da calor. Afortunadamente en Mamitis tenemos mucha ropa de bebé fresca fabricada con materiales adecuados para esta época. Y lo mismo con ropa de niño.

 

3. Hidratación. La piel se daña mucho si no nos hidratamos bien. Así que lleva a mano en la medida de lo posible una botella de agua para que pueda beber.

 

4. Cuidado con las picaduras. De mosquito, de avispa, de araña… Todas ellas has de tratarlas para evitar que el bebé pueda hacerse daño.

 

 

Seguro que con estos consejos la piel de tu bebé se conservará mucho mejor.