¿Estás harta de los centros de flores secas, de los jarrones de flores artificiales, de diseños de plantas artificiales? ¿Te gustan las flores artificiales mucho, pero no sabes qué hacer con ellas?

 

 

Hoy te damos una idea para decorar con flores artificiales porque seguro que tienes en casa, o puedes conseguir, una bicicleta antigua, ¿a que sí?

 

 

 

 

El arte de decorar elementos que, se supone, no tienen esa función es tendencia hoy día. Por eso, nuestra propuesta es que cojas una bicicleta, la coloques en la entrada de tu hogar, o en el jardín si lo tienes, y la decores con flores artificiales.

 

 

Como en el mercado puedes encontrar muchos tipos de flores, busca las flores artificiales baratas (que las hay), con gran calidad. Puedes apostar por hacer un ramo de flores en la cesta de la bicicleta y, flores dispersas en los radios de las ruedas.

También los pedales o la barra que va hacia abajo puede servirte para decorarla entrelazando varias flores artificiales.

El objetivo es que parezca que a la bicicleta le han crecido flores.

 

 

El resultado quedará estupendo y seguro que llamará la atención allá donde lo pongas. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra?