Las hemorroides son engrosamientos en forma de nudos en el recto, que se encuentran en la parte superior del esfínter del ano. Como consecuencia de las hemorroides aparecen molestias como picor, dolor, exudado o sangrado de la región anal.

Lo cierto es que las hemorroides no pueden ser prevenida al 100%, pues hay factores congénitos, como la debilidad en los tejidos, que tienen un papel muy importante en su aparición. Lo que sí existen son medidas generales para para prevenir las hemorroides; como una alimentación equilibrada (rica en fibra) y un hábito intestinal regular.

Además, practicar ejercicio moderado de forma habitual, como la natación o pasear, también tiene un efecto positivo, y una de las cosas más importantes para prevenir las hemorroides es evitar el esfuerzo durante la defecación, porque esto las favorece.

Como ves, si llevas una vida sana dificultas la aparición de las hemorroides, por lo que ¡a vivir sano!