Lo mejor en bodas es una página web en la que encontrarás ideas originales, consejos, trucos y un sinfín de temas para que el gran día de tu boda brille, pero no solo durante la ceremonia, sino también en todo lo que rodea a ese momento.

 

 

Si te fascinan los regalos y recuerdos originales, los escenarios exclusivos, productos handmade, ideas divertidas e innovadoras y todo lo que implica los preparativos nupciales... ¡este es tu sitio!

 

 

 

 

Está claro que cuando una pareja decide dar el siguiente paso y su objetivo es llegar al altar para unir su amor, lo primero que piensan es en la fecha del enlace y por lo general las temporadas que escogen son en los meses de temperaturas cálidas. Sin embargo, la tendencia está cambiando y cada vez hay más bodas en el último trimestre del año; por eso hoy os vamos a hablar de las bodas de otoño-invierno.

 

 

Lo mejor de esta temporada del año es que ofrece una gran variedad en la paleta de colores y ésta es sumamente natural y atractiva. Así que puedes sacarle el mayor provecho a tu imaginación e inspirarte en los colores de la naturaleza. En primavera-verano se usan colores más brillantes y cítricos, mientras que en otoño-invierno reinan tonos tostados, granate, azul acero, dorados, plateados y, sobre todo, el blanco. Una paleta solemne y elegante.

 

 

Sabemos que uno de los pasos más importantes al comenzar la preparación de una boda es planificar el presupuesto, y otra cosa buena de celebrarla en esta época, es que invierno se considera temporada baja en el ámbito nupcial así que puedes aprovechar múltiples descuentos y promociones. Además el frío invierno nos da la posibilidad de escoger parajes únicos rodeándonos de nieve, un escenario de ensueño.

 


 

 

Como decíamos, el invierno nos da la oportunidad de hacer combinaciones fantásticas en la decoración, hay que tener en cuenta que los colores fríos sobresalen y le dan un toque de elegancia y mucho glamour. Pero además de estos, se pueden optar por tonos en colores rojizos ya que con la nieve y ese ambiente tan cálido hacen un juego perfecto. También os recomendamos el dorado ya que son tonalidades que ayudan a dar calor en el invierno. El cobrizo típico de elementos vintage también puede quedar genial.

 

 

Quizá el principal factor que provoca reticencia de celebrar la boda en estas fechas es el frío, dependiendo del lugar y en pleno invierno, los termómetros pueden bajar de 0. Por ello, deberemos aclimatar bien el espacio, creando un ambiente cálido y reconfortante para todos los presentes. En el tema vestuario, lo ideal tanto para novias como para invitad@s lo ideal es vestirse por capas, para adaptarse fácilmente a los cambios de temperatura entre afuera y dentro del recinto de la celebración. La novia puede llevar también vestidos de manga larga, una elegante capa o el clásico chal. Para más inspiración no os perdáis nuestro post novias de otoño-invierno.

 

 

La comida debe adecuarse obviamente a la estación y el tiempo, no puedes servir los mismos platos que se darían en una boda de verano. Estas comidas deben ser más consistentes pero sin pasarse de pesadas, pica pica que alterne entrantes templados y platos calientes y para el candy bar, una fuente de chocolate caliente fundido. Además de hacer una selección muy fina de tipos de café, vino y diferentes tipos de té e infusiones calientes.

 

 

Otro detallazo es poner mantitas y obsequios para los invitados que sean útiles y les sirvan de recuerdo de bodas. Si necesitáis más consejos e inspiración para organizar vuestra celebración en estas fechas, podéis echar un vistazo a nuestro anterior artículo sobre bodas de invierno