Si lo que buscas es eliminar las hemorroides y sus terribles dolores de manera rápida y eficaz, todo lo que tienes que hacer es mantener limpia el área limpia, ya sea lavándote lo suficiente o con toallitas sanitarias, si pueden ser con algún tipo de calmante aún mejor.

 

 

 

 

Tras esto, usa un tratamiento tópico contra las hemorroides, que alivie la hinchazón y el dolor, ya sean cremas y ungüentos caseros o medicamentos de farmacia.

 

 

La sábila y el vinagre ayudan mucho en estos casos, y hace que las hemorroides remitan rápidamente.

 

 

Además, es muy importante mantenerse hidratado (beber mínimo 2 libros de agua al día es esencial) y comer de manera sana y equilibrada, para crear una situación estable en tu estómago.

 

 

También puedes tomar baños de asiento con ingredientes calmantes y cicatrizantes como la manzanilla; y aplicar bolsas de hielo o compresas frías en las zonas afectadas por las hemorroides.

 

 

Con estos consejos, sin duda se acabará el dolor, ¡Y con él se acabarán también esas terribles hemorroides!