El instituto del Color Pantone ya ha fijado el color tendencia para 2017 y su nombre es Greenery. Verde naturaleza, verde espezanza, verde vivo, llamativo y fresco. Un tono que pronto veremos inundar las prendas, las decoraciones y, como no, las bodas 2017.

 

 

 

Así pues, el verde Greenery será el mayor exponente este año que recién ha empezado, así lo anunció la auto denominada autoridad del color en el mundo. Este color evoca bosques frondosos, arboles llenos de hojas, hierba mojada por el relente, naturaleza viva, donde encontramos completa y absoluta vida… basándonos en esto ¿cómo no va a ser ideal para usarlo en una boda? Una celebración que marca el inicio de una nueva etapa de la vida, llena de esperanzas y afrontando juntos el porvenir.

 

 

En las bodas de esta primavera - verano la naturaleza estará muy presente. Bodas al aire libre, centros de mesa colgantes, plantas enredaderas, diseños llenos de hojas para la papelería e invitaciones, coronas de flores, plantas enredaderas…etc. Este color se adaptara perfectamente a cualquier tipo de ramo que desee la novia, puede incorporar la tonalidad entre distintas flores o puede atreverse con un ramo todo verde.

 

 

Ideal para los centros de mesa, buscando la armonía y concordancia en tonalidades con la mantelería y los detalles de decoración. Lo más fantástico de este color es que puede llegar a combinar sin ningún problema con todos los tipos y temáticas de bodas que son vanguardia, como  el estilo rústico o al aire libre, también con el estilo industrial y caótico y, por supuesto, con el boho y vintage. Su versatilidad es tan amplia que queda muy bien tanto en primavera como en verano e invierno, ¿grandioso no?

 

 

Las bodas que se realicen en este 2017 tienen un gran aliado para la decoración ya que este color es refrescante con un toque diferente que te puede permitir innovar sin arriesgar demasiado.   Además lo puedes usar con un mínimo de otros 10 colores que van de pasteles a metálicos. No importa ni la fecha ni la hora porque esta tonalidad favorece por igual de día o de noche, tanto a rubias como a las morenas, sin duda es un acierto asegurado esta elección. A estas alturas ya se nos ha visto el plumero de sobras y es que el verde es uno de nuestros colores favoritos.

 

 

También en la vestimenta de los novios se puede incorporar algún detalle, ya sea más o menos notorio. Para ella, en los zapatos, una cinta, el tocado, un broche; Para ellos, en la corbata, el buttonier o el pañuelo. Quizá no es un color muy discreto como para vestir a las damas de honor de arriba abajo pero es perfecto para pequeños detalles que marquen la diferencia. Y eso es lo que se busca en una boda, ¿no? ¿Qué os parece? ¿Vais a utilizarlo en vuestra boda?