Las hemorroides son venas hinchadas e inflamadas alrededor del ano o la parte inferior del recto. Pueden encontrarse dentro del ano o debajo de la piel que lo rodea.

 

 

Para el tratamiento de hemorroides es muy recomendable el ajo, pues este alimento es de los más antiinflamatorio. Simplemente hay que poner a hervir durante 30 minutos 2 dientes de ajo machacados en dos tazas de agua, dejar enfriar, colar y aplicar compresas sobre las hemorroides. De esta manera, la hinchazón remitirá notablemente, reduciendo el dolor.

 

 

 

Otro método es limpiar bien el área y cortar una hoja de Aloe Vera, aplicando el líquido de la misma varias veces al día, en especial después de evacuar.

 

 

Con ello conseguirás que poco a poco las venas se desinflamen y el dolor desaparezca, sino, puedes acudir a esta clínica y que ellos te recomienden. Tiene tratamientos de varices, fisuras anales y por supuesto, hemorroides.