Al subirnos a un avión debemos dejar a un lado nuestro móvil, desconectar los datos o ponerlos en modo avión, lo que significa que no podemos navegar por Internet ni usar las redes sociales, solo se pueden usar las apps con acceso offline, sacar fotos o hacer vídeos.

 

 

 

¿Por qué no podemos usar Internet en el avión?

 

Según los estatutos de Iberia, la transmisión de datos debe estar desactivada todo el vuelo “por razones de seguridad y para evitar incidencias sobre los sistemas y equipos de los aviones […] Hay ciertos dispositivos electrónicos que continúan prohibidos tanto en despegue, en el aterrizaje y durante el vuelo”.

 

Aunque la realidad nos lleva a ver cosas como gente que pasa de la norma y usa los datos y hasta llama en pleno despegue o aterrizaje.

 

¿Puede poner en peligro al avión el usar el móvil?

 

“Una falta contra la navegación aérea consistente en emitir señales radioeléctricas o de cualquier otra clase que puedan inducir a error en la navegación” emite la legislación aérea. Hay posturas enfrentadas sobre si un móvil o dispositivo es conectado a la red de su operadora puede provocar un mal comportamiento de navegación, pero lo cierto es que hay una norma establecida que al no cumplirla acarrea consecuencias legales y hasta judiciales. En China es penado con cárcel directamente, en España podemos encontrarnos con una denuncia de la aerolínea, un juicio, cárcel, una pena de arresto y una multa.

 

Como vemos el uso de datos en dispositivos móviles durante el vuelo sí es un delito punible y castigable, tanto en España como en el resto del mundo. La gravedad de la pena varía según las leyes del país, de las normas de la línea aérea y la gravedad de la ofensa.

 

 

Si en alguna ocasión tienes algún problema al respecto te recomendamos acudir a Reclama y Vuela que es una oficina de reclamación especializada en resolver los problemas de la gente corriente.