¿Tienes varices? Sí, esas pequeñas marcas en la piel (sobre todo en las piernas) que denotan una mala circulación de la sangre, y que muchas veces son nuestras peores enemigas.

 

 

Si es así, sigue leyendo, porque te vamos a dar la clave para prevenirlas y tratarlas.

 

 

 

 

 

Lo primordial es cuidar tu alimentación, pues las personas con sobrepeso suelen ser más propensas a estas arañas varicosas.

 

Una dieta equilibrada y rica en verduras, frutas, legumbres y cereales (si son integrales mucho mejor), hará que te mantengas en tu peso ideal y que alejes de ti el estreñimiento, y con ello a las varices.

 

 

También es muy importante hacer ejercicio de forma regular y evitar utilizar calzado incómodo, como tacones altos o zapatos muy planos.

 

 

La mayoría de los tratamientos de varices constan de una buena nutrición, la hidratación de la piel y no mantener una misma postura durante mucho tiempo.

 

 

Siguiendo estos consejos, a las varices les será mucho más difícil aparecer en tu piel, dotándote de una buena circulación sanguínea.