Las mujeres tenemos algunas enfermedades a las que somos más propensas, ya sea por nuestra constitución o por los procesos por los que pasa nuestro cuerpo, desde el periodo hasta el embarazo.

 

 

Un día, estás poniéndote crema hidratante en las piernas para ponerte unas medias y unos zapatos de mujer preciosos, y te ves unas venitas más marcadas de lo normal, unas arañitas varicosas de las que has oído hablar y pensabas que a ti no te iba a pasar. La conclusión, tienes varices.

 

 

 

Y, ¿ahora qué? Pues muy fácil, empieza a andar más tiempo, cuida tu alimentación y sobretodo acude a un especialista en tratamientos de varices.

 

 

Escucharás muchas cosas, pero lo más importante es, que no dejes que se agraven y se conviertan en varices grandes, y qué escuchas más de una opinión para recibir el mejor y más novedoso tratamiento de varices.

 

 

Así que, cuida tus piernas, no dejes pasar ni un solo día tu salud y sobretodo, ¡¡que puedas lucir piernas cuando quieras!! :)