Ya se han acabado las Navidades, y con ellas todas las comilonas y empachos... ¿o no? Sea como sea, debemos cuidar nuestra salud para evitar tener problemas circulatorios en un futuro cercano.

 

 

 

 

Por ejemplo, una de las cosas más importantes que debemos hacer es cuidar las hemorroides o fisuras anales, aumentando el consumo de agua y fibra para suavizar las heces, aplicando baños tibios en la zona rectal y con ungüentos convencionales y herbales.

 

 

Entre otros consejos de salud, es muy importante también evitar varices en nuestro cuerpo, pues pueden evidenciar un problema interno más grave. Para ello debemos comer fibra, para así evitar el estreñimiento, realizar actividad física, y utilizar prendas que dejen a la piel transpirar y a la sangre fluir.

 

 

Además, debemos intentar mantener el peso adecuado, permanecer poco tiempo en la misma postura y dormir un mínimo de 8 horas por noche.

 

 

Con estos pequeños consejos, la vuelta a la rutina será más llevadera y sana, ¡te lo aseguramos!