¿Te has pasado estas fiestas? ¿Tienes el estómago que te va a explotar? ¿Solo de pensar en comida te pones malo? Normal, normalísimo.

 

 

Y es que en este tipo de festividades, tenemos tantos compromisos y tantas citas que podemos estar comiendo más horas de las que nos pasamos durmiendo. Y ahora, volver al trabajo, la rutina, el despertador y todo lo que conlleva las post-vacaciones cuesta mucho mucho. Por eso, hoy os damos unos consejillos sencillos para no morir en el intento.

 

 

 

 

Compra unas deportivas online que te ayuden a salir a andar y pasea, pasea todo el tiempo que puedas, y así evitarás que las piernas tengan tanto peso, mejorarás la circulación y evitarás la aparición de varices.

 

 

Empieza una dieta, pero no para perder peso, sino simplemente equilibrada, que ayude a relajar tus hemorroides o fisuras anales, que ayuden a desatascar todo lo que le has metido al cuerpo estos días. Come alimentos que te ayuden a digerir.

 

 

Intenta tomártelo todo con calma, si puedes acude a un spa o a un sitio donde hagan masajes para calmar ese estrés que te provoca la vuelta a la rutina.

 

 

Si todavía no te has relajado, coge un buen libro y dedícale un rato, sal del mundo real ¡¡eso ayuda mucho!!