Ya llega la época donde todo es luz y color, las cenas en familia, los regalos, los niños alrededor del árbol, los villancicos, la nieve…

 

 

Pero también se acercan los polvorones, mazapanes, turrones de todos los tipos, tartas y troncos de chocolate... Y eso, quieras que no, pasa factura.

 

 

 

 

 

Como no, después nos quejaremos de las hemorroides, los dolores de espalda, los empachos y de lo más temido por todos: engordar. Y es que lo mejor para evitar subir de peso es lo que ya sabemos: controlar lo que comemos, beber mucha agua y hacer ejercicio (lo recomendable es caminar mínimo 30 minutos al día)

 

 

Por tanto, mi consejo es que te juntes con un par de amigos/as y, en la mejor compañía posible te lances a hacer ejercicio, o al menos a dar un paseo todos los días; para así no tener que escuchar en Enero un "¡Te veo más gordita/o!"